El material acrílico, es una de las tantas variantes del plástico. La ventaja del uso del acrílico, es que puede permanecer largo tiempo, en la intemperie, sin sufrir daño alguno.

Por lo mismo, el acrílico es un material idóneo para las construcciones. Debido principalmente, a lo antes señalado, como al hecho de que es un tipo de plástico más flexible de de lo normal, Lo que lo hace aún más fácil de trabajar. Dentro de sus características técnicas, podemos señalar, que el acrílico soporta largas horas a la exposición de los rayos ultravioletas, sin dañar su estructura y los colores del mismo.

El acrílico es un material muchísimo más resistente que el vidrio. Con lo cual, no es fácil que se rompa y de hacerlo, no se astilla.

Asimismo, el peso del acrílico es bastante más reducido que el del vidrio. Este, pesa sólo la mitad del segundo. Otra de las gracias del acrílico, es que en el, se pueden combinar diversos colores. Soporta muy bien la adhesión de colores y como es resistente a los efectos de la intemperie, estos no se borran fácilmente.